To Beard or Not to Beard, esa es la cuestión.

January 04, 2017  •  Dejar un comentario

6 realidades que deberás tener en cuenta para lucir una gran barba

1. Paciencia. Roma no se construyó en un dia y una barba a la Billy Gibbons no crece simplemente salteándose un par de afeitadas. De hecho esa es una palabra que deberás erradicar de tu vocabulario por lo menos por 6 o 7 meses. Y a diferencia de muchas otras cosas en la vida, acá no importa tanto el viaje y si el destino final. Así que si empezás hoy, el invierno te encontrará con un rostro abrigado contra las inclemencias del tiempo.

2. Al menos que quieras parecerte a Saddam Hussein recién capturado, es recomendable dedicarle atención y cuidado a la vellosidad facial que eventualmente te hará único y especial, al menos en tu cuadra. Lo mínimo indispensable es peinarla con crema de enjuague o aceites especiales después de la 4ta o 5ta semana de crecimiento. Hay que darle el mismo cuidado y atención que se le da al cabello. Aquí hay unos cuantos consejos útiles.

3. Incomodidad. ¿Te bancás esas primeras semanas de transición de cara sin afeitar pero que no puede llamarse barba: la picazón, el roce con la camisa y demás vicisitudes?

4. Quizás en esa transición inicial, en el período de crecimiento, tu media naranja empiece a objetar el proyecto de cambio de look. Si empieza a incidir en el día a día, en las manifestaciones de cariño, a la vez que genera comentarios críticos, ¿estás preparado para lidiar con las escaramuzas? 

5. Una vez obtenida la meta final de la frondosa barba, tus seres queridos tendrán una importante misión: protegerte de vos mismo, serán los cuidadores o inspectores sanitarios de tu higiene personal. Inevitablemente habrá a la hora de comer, una retención indebida de alimentos en tu barba. Y mas allá de tus buenos hábitos y pulcritud, inexorablemente algo quedará y ellos deberán evitar que salgas a la calle con un muestrario de tu último menú.

6. ¿Y si se pasa de moda? Convengamos que si 15 o 20 años atrás tenias el pelo largo te podian llegar a confundir con Axl Rose o Kurt Cobain, hoy es posible que te confundan con el sindicalista ferroviario Pollo Sobrero. Lo cual en sí no es malo si ese es el look que estás buscando ¿Y si te pasa lo mismo con la barba en unos años y ya no es mas "cool"? ¿Cuán fuerte son tus convicciones barbadas? Vos sin la barba ¿no sos vos y por ende la barba no se va? O si las invisibles y malvadas fuerzas que dictan modas y tendencias ordenan que la barba está "out", vos ¿hacés la venia, vista derecha y te vas a la barbería mas cercana y volvés al mondo lampiño?

En esta entrega presentamos a Nahuel Genari.

 
 

 


Comentarios

No hay comentarios publicados.
Cargando...